Bótox capilar, observaciones de una experta.

Cuando una palabra se pone de moda… -¡Se pone de moda!. Escuchamos la palabra botox hasta en la peluquería….¿qué es eso del botox capilar? Chelo del Cañizo, experta en química cosmética y profesora del curso de cosmética en Stilisimus, nos cuenta de qué se trata.

La palabra bótox, se está utilizando últimamente muchísimo, pero el botox realmente es una toxina botulínica que aplican solamente los dermatólogos en tratamientos cosméticos y también se aplica en salud.

Generalizando, el botox  es como un antiarrugas, es por ello que le ponen el nombre de botox capilar a ciertos productos cosméticos capilares de hidratación intensa. Productos que lo que van a intentar es rejuvenecer el cabello. Están formulados a base de vitaminas, minerales, proteínas ye aminoácidos, es decir, todos los componentes del cabello. Pero además, se le añade en su composición ácido hialurónico como en el caso de la piel y colágeno fundamentalmente , para aportar al cabello las cualidades de un cabello sano con mucha más elasticidad y  eliminando el encrespamiento favoreciendo el brillo en la fibra.

Se podría decir que es un cocktail de vitaminas reconstituyente para el cabello con un efecto antiencrespamiento y mucho más vital.

Recomendado para cabellos secos, frágiles, con mucho volumen y rebeldes actuando como reparador del mismo. En su tratamiento se suelen dar no solo una sesión, sino varias con intervalos de 10-15 días. Son tratamientos intensos muy beneficiosos y revitalizantes del cabello mucho más efectivos que un acondicionador o una mascarilla. Repletos de muchos ingredientes, sobre todo, ingredientes constitutivos del cabello y que por medio de masajes  o calor, quedan incorporados en la fibra capilar consiguiendo unos efectos rejuvenecedores en el cabello.

botox capilar, pelo sano, brillo, tratamiento

Joven que muestra un cabello sano y brillante gracias al botox capilar.

Se finaliza mediante el planchado del pelo para asegurar que el cosmético queda sellado en la fibra capilar.

Estos tratamientos los debe aplicar un profesional de la peluquería ya que si se desconoce el producto y no se aplica correctamente, podrían surgir unos efectos secundarios como podría ser una mayor rigidez en el cabello, quitándole movimiento y restándole naturalidad. Entre otros efectos secundarios se ha observado cierto aclaramiento de los cabellos sometidos a estos cosméticos. Tampoco se debe aplicar más cantidad que la recomendada ya que podría producir los efectos contrarios. Si se deja de realizar  este tratamiento en el cabello, sus efectos desaparecen progresivamente volviendo a su estado natural.

Por eso les llaman antiarrugas capilares, porque regeneran el cabello, aportan elasticidad, suavidad y una textura sedosa quedando el cabello aparentemente “más joven”. Pero para nada contienen en su composición la toxina botulínica ni nada que se parezca al bótox.

Todo cosmético debe pasar rigurosos controles de calidad y por definición, debe ser inocuo para la salud de las personas, por tanto podemos estar tranquilos de usar este tipo de tratamiento capilar, al que se ha llamado botox aprovechando el tirón mediático de la palabra y la similitud del resultado obtenido.

Chelo del Cañizo

About Stilisimus

El e-learning del estilismo

Deja un comentario